Criterios de selección

Criterios de selección.

La correcta elección de los vendedores es vital, debido a que todo el esfuerzo de la empresa estará reflejada en la gestión del mismo, con todos los riesgos que ello significa para la permanencia de una empresa en un mercado competitivo como el actual.

 

El 69 % de los despidos, según los especialistas en selección de personal, ocurren porque previamente hubo un error en el proceso de selección.

 

Es necesario dejar realzar la función del “vendedor” y no caer en las costumbres gramaticales actuales, donde para nombrar a un representante de ventas se utilizan términos como Oficiales de Negocios, Asistentes Comerciales, Analistas Comerciales y muchos otros ampliamente usados por las empresas. Lo que debemos tomar es un “Vendedor Profesional” y no un hombre para realizar la gestión de ventas, ya que vender es algo importante y requiere de profesionales para ejecutarla.

 

Ya pasaron los tiempos en que se promovía personal propio por conocer el producto al haber desarrollado sus actividades en otras áreas de la empresa, o donde se contrataba a personal con buena presencia y facilidad de palabra.

 

Es indispensable evaluar las características que requerimos para la posición comercial y su adecuación al perfil de nuestro producto, como del mercado sobre el cual realizaremos las acciones promocionales.

 

Actualmente las búsquedas se dirigen a personas proclives a trabajar en equipo, dispuestos a obtener resultados medibles, flexibles para adaptarse a los cambios y con condiciones de liderazgo.

 

Condiciones a tener en cuenta en la selección de vendedores.

 

El potencial para empatizar con los clientes, es una capacidad indispensable en el personal de ventas, que permite establecer vínculos sólidos y establecer contacto en la misma longitud de onda que los mismos.

 

También se necesita disponer de la capacidad para generar una impresión sobre el futuro comprador, en un juego de seducción y hasta agresividad para promover su producto en una secuencia téctica que lo acerque a cerrar la operación.

 

Los vendedores que reúnan ambas capacidades, tendrán una ventaja sobre otros, que solo tengan alguna de las dos. En un mercado en recesión como el actual, es necesario que los vendedores tengan ambas capacidades, pero con predominancia de las aptitudes de planeamiento.

 

Las características de los vendedores deberán tener relación con la realidad de los negocios de la empresa, debiendo considerar si necesitamos vendedores agresivos o personal con mucha empatía.